Los remolques para turismo con un peso máximo autorizado desde 750 hasta 3 500 kg están típicamente equipados con frenos de inercia. No obstante, según el modelo, a veces no es posible una inspección de los mismos en un frenómetro de rodillos tradicional. MAHA ofrece una solución práctica para una comprobación fiable de estos frenos: la elevación del juego de rodillos hidráulica.

Haldenwang, a 26 de julio de 2019 Los viajes con una combinación entre turismo y remolque presentan algunos riesgos que deberían considerarse justo ahora al inicio de la temporada de vacaciones, cuando de nuevo habrá más presencia de caravanas en la carretera. Aparte de un aseguramiento correcto de la carga, es imprescindible un estado técnico irreprochable. No obstante, frecuentemente solo se efectúa un control insuficiente del sistema de frenado – lo que no solo puede salir muy caro, sino también es muy peligroso. Para asegurar un frenado seguro de la combinación entre vehículo y remolque, el sistema de frenado debe funcionar sin fallos en ambos lados. Sin embargo, una comprobación solamente durante el ensayo de conducción no ofrece el valor informativo necesario para una máxima seguridad.

Para una medición precisa del freno de inercia es muy adecuado el uso de un frenómetro de rodillos, ya que al mismo tiempo permite el diagnóstico de la diferencia de la acción del freno entre los lados izquierdo y derecho. Según el modelo, en los remolques varían la distancia entre ejes, el tipo de construcción o incluso el tamaño de las ruedas de tal manera que un diagnóstico fiable de los frenos en muchos casos no es posible en un banco de pruebas regular. En el caso de remolques con una distancia corta entre ejes, la comprobación de frenos resulta difícil, ya que el eje a comprobar no puede sumergirse lo suficiente en el prisma de rodillos del frenómetro, lo que en algunos casos hace imposible la comprobación de la acción del freno.

La solución radica en la elevación del juego de rodillos

Un diagnóstico absolutamente fiable para frenos de inercia de remolques para turismos se puede efectuar en un banco de pruebas con elevación del juego de rodillos integrada. Con este procedimiento, el eje a comprobar se eleva hidráulicamente en 100 mm – práctico y sin cables mediante pulsación de un botón en el mando a distancia, por lo que también se puede controlar desde el interior del vehículo. La elevación de los ejes individuales se puede integrar perfectamente en el procedimiento de inspección habitual: se eleva un eje detrás de otro, mientras se descargan los ejes del remolque no inspeccionados, lo que en cambio aumenta el frenado del eje inspeccionado o incluso justamente hace posible la comprobación de la eficacia del freno.

La elevación del juego de rodillos hidráulica puede añadirse en frenómetros de rodillo MAHA mediante el juego de rodillos reforzado “MBT 2000 RS 5”. Esta variante ofrece un ancho de vía de 2,80 m, por lo que también pueden inspeccionarse remolques más anchos con un ancho máximo autorizado de 2,55 m. Esta solución es interesante sobre todo para empresas que distribuyan o revisen remolques, ya que la comprobación de frenos en los modelos más grandes, como por ejemplo caravanas, puede efectuarse sin complicaciones y, por tanto, le permite al taller ofrecer un servicio completo. La elevación con el “MBT 2000 RS 5” también está disponible en versión dividida para su instalación en un foso de trabajo.