El “placer de la conducción” también sobre el banco de potencia: los motores eléctricos de 30 kW de suministro opcional para el banco de pruebas MSR 500 de MAHA permiten velocidades finales más altas y aceleraciones para el eje no accionado por el vehículo. De esta manera, con el banco de potencia también se pueden medir de forma reproducible y dinámica coches de carrera con más de 500 CV y con una distribución variable de la tracción (Haldex, 4matic, xdrive…).

Haldenwang, 16 de marzo de 2018. El MSR 500 – desde hace años una magnitud fija en el ámbito de los bancos de potencia – puede ampliarse de forma opcional con dos motores eléctricos de 30 kW, en el caso de que se requiera cubrir específicamente una clase de potencia alta. La sincronización eléctrica de los ejes de los rodillos hacen que el banco de potencia sea único en su ámbito de aplicación. Los motores aseguran que el eje anterior y posterior estén exactamente sincronizados y se regulen de forma independiente. De esta manera, los ejes en cualquier momento giran con el mismo número de revoluciones.

Una solución mejorada: más aceleración en la medición de la potencia

Para poder garantizar la habitual alta medibilidad y reproducibilidad de los bancos de potencia de MAHA también en coches de carrera con muchos CV y en vehículos con una distribución variable de la potencia sobre los ejes, se puede instalar motores eléctricos adicionales más potentes directamente en el juego de rodillos. Esta equipación adicional es posible para equipos existentes a partir del año de construcción 2017.

Mediante el uso de los motores de 30 kW se alcanza una aceleración mayor para velocidades de hasta 250 km/h para el eje no accionado por el vehículo. “En comparación con el motor de 22 kW instalado como estándar en nuestro MSR 500, esto se corresponde aproximadamente con una duplicación de la aceleración de seguimiento en el ámbito de hasta 200 km/h”, explica Daniel Mohr, Jefe de Producto para la tecnología de la medición de la potencia en MAHA. “Gracias a la mayor aceleración de seguimiento y a mayores velocidades, en el MSR 500 también se pueden inspeccionar los bólidos con muchos CV con la alta exactitud y reproducibilidad de siempre.”

También permite otras pruebas de función en vehículos eléctricos

Con los motores más potentes también surgen más posibilidades para el usuario en otro ámbito de aplicación. Así, en el área de la simulación de la conducción se aumenta la masa translatoria del banco de prueba, por lo que se facilita el diagnóstico en el vehículo y se posibilita efectuar pruebas de función adicionales en vehículos eléctricos. De esta manera, el “viaje de prueba en el taller” se puede configurar de una manera aún más variable e individual.

La mejor transmisión de fuerza

Gracias al recubrimiento especial de los rodillos compuesto de cromo y níquel de alta calidad, los neumáticos se adhieren de forma óptima al rodillo durante la prueba. De esta forma, la fuerza se transmite de la mejor manera posible y también se evita el deslizamiento en el neumático.

Según su campo de aplicación, los bancos de potencia de MAHA ofrecen un máximo de fiabilidad con unos valores de medición muy precisos y reproducibles. Los expertos están a su disposición para aconsejar sobre la tecnología de la medición de la potencia en cuanto a requerimientos y deseos individuales.